Propósito #1 de año nuevo: Lucir más bella

Healthy woman eyeing herself in the mirrow

  1. ¿Eres de las o los que pasa su tiempo libre invirtiendo en su imagen?
  2. ¿Consideras que verte mejor de como te ves actualmente te dará más poder?
  3. ¿Te deprimes cada vez que ves la pasarela de Victoria´s Secret o el número especial de Bikini de Sports Illustrated?
  4. ¿Le dedicas más tiempo a tus propósitos fit que a tus estudios, a tu familia o a tu entorno?
  5. ¿La mayoría de tus propósitos de año nuevo tienen que ver con mejorar tu apariencia?

Si contestaste que si a la mayoría de esas preguntas tienes una enfermedad muy moderna; Renee Engeln, a parte de catalogarla como epidemia la denominó “La enfermedad de la belleza”.

Una encuesta que hizo la revista Square reveló que el 54% de las mujeres preferían ser arrolladas por un camión antes de ser gordas.

La sociedad y los medios digitales se han encargado de que las personas más allá de observar el mundo en el que viven, vivan más al pendiente de cómo lucen para ese mundo. ¿Mi cabello está bien? ¿No me brilla la cara? ¿Se ve bien esta sonrisa? ¿Este atuendo me hace ver gorda? Hemos interiorizado la idea que el mundo está al pendiente TODO el tiempo de cómo lucimos y más nos vale siempre estar bien.

No se confundan, querer ser bella y lucir sexy está bien, pero no puedes pasar la vida controlando como luces, ni mucho menos dejar que tu mundo se reduzca a un espejo imaginario que cargas para todos lados.

Como toda enfermedad hay una cura… o varias. Aquí algunas propuestas que te pueden servir para propósitos de año nuevo:

  1. Invierte menos en tu belleza y más en cosas que duren para siempre.
  2. Si hay programas que te hacen pensar que no eres suficientemente bella: NO LOS VEAS!!!
  3. Si hay revistas que te dejen obsesionada con cambiar tu apariencia de una forma poco realista: NO LAS LEAS!!!
  4. Limita el uso del espejo solo para arreglarte por las mañanas o para algún evento.
  5. No transmitas la idea de que la belleza lo es todo: no les digas a tus niñas que son bonitas (tampoco les digas que son feas! ja), más allá de elogiar su físico recálcales sus cualidades internas, diles lo inteligentes, amables, valientes y bondadosas que son.

Trata de no pensar en tu cuerpo como un conjunto de partes que la gente observa y juzga. Piénsalo como una herramienta integral para explorar tu mundo y ser testigo de cosas maravillosas: No pienses en la medida de tus muslos, piensa mejor en la fuerza de tus piernas y la capacidad para llevarte a muchos lugares. Deja de hablar de tus brazos como si sufrieran una enfermedad y mejor piensa en ellos como un arma que trae lo que amas cerca de ti.

Vivimos en un mundo en el que la belleza es importante, y eso no está mal. Simplemente hagamos que lo verdaderamente importante pese más.

Feliz año nuevo!

 

Escrito por Elizabeth Aguirre

Elizabeth Aguirre

Comunicadora inspiracional y asesora de Imagen. Fundadora y Directora Asociada en Self Imagen, imparte cursos, talleres y conferencias empresariales y educativas.

Liz sabe cómo inspirar a la gente “desde adentro” valiéndose de un estilo natural y su particular y sencilla forma de ver la vida, invita a su público a “salirse con la suya” aceptando su realidad, potencializando su mejor versión y viviéndola al máximo.

¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

¿Qué opinas?